domingo, 15 de junio de 2008

Artillería pesada para francotiradores: Cuarta entrega (Negas y piropos negativos)


“All your mental armor drags me down
nothing hurts, like your mouth” Bush (Mouth)

Hola a todos, soy nuevamente Sparrow. Hoy les traigo un tema muy importante para aquellos Lobos que quieran jugar en las ligas mayores, es decir, para aquellos que sientan la necesidad de una mujer hermosa a su lado. Como todas las mujeres no son iguales, afortunadamente, no podemos emplear las mismas estrategias con todas, ya que, las mujeres, si bien son mujeres… hay mujeres y mujeres. ¿No sé si se entiende? Están las Lobas, las lobitas, las caperucitas, las cenicientas, etc. En general, los maestros de la seducción creen en el siguiente principio: cuanto más hermosa sea una mujer más predecible será su comportamiento, por el hecho de compartir experiencias de vida más o menos similares. ¿Qué decís Sparrow, has vuelto a beber? No, no, yo no bebo más que una copita de oporto en nochebuena… ¿ Por qué decís eso? -Me preguntarán. Bien, me explico mejor. Las mujeres hermosas están acostumbradas a recibir todo tipo de atenciones durante la mayor parte del tiempo, pues si algo abunda en el mundo son los lobitos, que no se tienen suficiente confianza a la hora de generar atracción y seducirlas, quienes se comportan con ellas como si fuesen algo inalcanzable. El comportamiento de la mayoría de los hombres condiciona, de alguna manera, el perfil psicológico de este tipo de mujeres. Claro que, ellos no son los únicos culpables de este fenómeno, también ayuda bastante el hecho de que en nuestra cultura, las personas hermosas reciban un trato preferencial al que reciben las demás.





Algunas mujeres muy hermosas, por desgracia, tienden a ser malcriadas, o un tanto caprichosas; otras, suelen tener un carácter muy extrovertido y un ingenio pronto y vivo. Como señalábamos anteriormente, la causa de ese comportamiento viene dado por la excesiva atención que, frecuentemente, recibe de los hombres que la colman de “honores”. Este tipo de mujeres suelen ser el centro de atención de reuniones sociales, y de grupos en general. Difícilmente se las encuentra solas, siempre llevan una guardia que la escoltan, pero en las pocas ocasiones en las que las vemos sin compañía, y llegamos a establecer un diálogo con ellas, podemos advertir que son mucho más astutas de lo que generalmente se les reconoce. ¿Por qué Sparrow? Por la sencilla razón de que llevan años esquivando a lobitos necesitados, babosos varios, ex novios celosos, padres guardianes, madres sobreprotectoras, amigas feas que se exhiben con ellas para resaltar su atractivo y valor social, etc. Educadas en ambientes donde son frecuentemente puestas en altares, como si se tratase de la diosa Afrodita, estas caperucitas tienen un alto status social. Se han acostumbrado a que “les besen todos el trasero”; por consiguiente, lo habitual para ellas es buscar en sus interlocutores cierta “aprobación social”, que es el néctar del cual se alimentan estas diosas. Se acostumbraron desde pequeñas a buscar la aprobación de cualquier cosa que digan en el séquito que las secunda, que inmediatamente suele asistir afirmativamente a sus demandas o requerimientos. No están acostumbradas a que le lleven la contraria, ni a que les quiten “el derecho divino” a ser justamente idolatradas.


Cuando encuentran un hombre atractivo que no le pone atención, inmediatamente se empiezan a interesar en él; y si este hombre es capaz de mostrarle algo de desaprobación, créanme que su interés pasará a ser “enamoramiento” (lisa y llanamente). Los maestros de la seducción encontraron un término para referirse a una estrategia concreta de desarme: el nega. Los negas son expresiones que intentan desarticular a la mujer de ese “mundo ideal” construido en su cabeza, de esa “armadura mental” con la cual las caperucitas se protegen de los lobitos con garras tullidas. Son comentarios que llevan un poco de venenito y son de lo más eficaces.



Las mujeres, y en especial este tipo de mujeres, detestan a los antiseductores lisonjeros, también conocidos como babosos: esos tipos que, sin ponerse colorados, les dicen cosas como: “te bajaría la luna por un beso”; “tenés unos ojos muy bonitos”; “siempre soñé con una mujer como vos”. En esas expresiones el hombre se suele colocar en una posición de inferioridad respecto a ella, y por supuesto, ella no duda un segundo en tratarlos como “inferiores”. Si uno se cree menos de lo que vale, la mujer no sólo lo sentirá así, sino que no dudará en hacérselo saber.
Reformulo un poco la idea anterior: quizás no los detesten del todo, tal vez los toleren; pero sólo los querrán como amigos, jamás como amantes. Una mujer hermosa no necesita un perro faldero a su lado, que se crea indigno de ella; pues si algo sobra en el mundo son babosos y necesitados. Una caperucita que esté acostumbrada a ese tipo de atenciones buscará alguien distinto; alguien que no caiga fácilmente rendida a sus pies, que no le haga favores para “comprar su amor”; alguien que sea capaz de plantarse y decirle, sin titubeos: “No, flaca, no me jodas”.





Un nega debe administrarse como un medicamento para la salud; es decir, no debe intentar “matar al paciente”, sino por el contrario, debe ser como un curativo para sus dolencias. ¿Cuál es la dolencia es estos casos, Sparrow? Su pedestal imaginario. Nunca debe decirse un nega en broma, al menos no como un chiste, debe hacerse de forma tal que la afecte. Por ejemplo, si la mujer en cuestión es esbelta, debe hacerse un comentario dirigido a su delgadez, pero en un sentido negativo. ¿De que forma? De las siguientes maneras:

Este diálogo imaginario, que a continuación reproduzco, señala un momento posterior a la apertura. ¿Ok? Ya hemos abierto; hemos logrado que nos preste atención; es el momento en que comienza a evaluarnos con luz amarilla.

Ella: ¿Y tenés varios camperas de cuero como esa?
Lobo: Sí, generalmente, suelo usar camperas de cuero. La gente dice que no abrigan mucho, y que no son adecuadas para el invierno; pero a mí me gusta usarlas porque he notado que, a las mujeres en general, les encanta. (Dicho en un tono completamente neutro y para darnos valor ante ella). Hablo de todo tipo de mujeres… de las que están buenas como de las que no lo están (pausa… aquí se podría actuar un poco, como dándole a entender que hemos cometido un error; el cual es, por otro lado, completamente fingido). La idea es sugerirle (no decirle) a ella que podría ser una de las chicas que no estén buenas.
Ella sentirá curiosidad por saber cuál es nuestra “verdadera” opinión sobre ella, y hará preguntas buscando nuestra aprobación. Así de sencillo. Posteriormente, en algún momento de la charla, pueden soltar cosas (negas) tales como:

-El suéter/pantalón/ te queda muy bien, te hace un poquito más corpulenta.
-Esas botas te quedan muy bien, disimulan tu baja estatura.
-Me gustan mucho tus manos son fuertes como las de un deportista.

Lo importante es entender que los negas (yo prefiero llamarlos desestabilizadores) sólo buscan dos cosas:
1º) Desarmar a la chica;
2º) Darnos valor ante ella.

Recuerden: Los negas no tienen por finalidad ofender, injuriar, agredir, etc. Es sólo un arma (que lleva un poquito de veneno) para poder entrar en un plano de igualdad (o de ligera superioridad del varón con la chica) para casos en que, la mujer, esté acostumbrada a ser endiosada por el sólo hecho de ser hermosa.
En ocasiones en que estén hablando en un grupo (set) pueden usar expresiones que contengan también un poco de humor. Lo importante aquí no será tanto lo que se diga, sino la forma en que lo hagan.

-Ah, ella también sabe hablar, ¿pensé que era muda?
-Habla siempre así, tratando de que impresionarlos a todos.

Recuerden esto: la idea no es aniquilar a la mujer, no es agredirla, tan sólo desarmarla.


Es por esto que, yo les decía hace un tiempo, la seducción se da en un plano mental. En la seducción no hay sólo química, feromonas, como nos dice mentirosamente la publicidad, el cine, y las novelas de las tres de la tarde; sino ante todo un juego de “tiras y aflojes”, de insinuación y de demostración de valía. Si alguien no se halla dispuesto a jugar, a ser evaluados y a aceptar el hecho de que la propia dinámica del juego nos exige, por momentos, ser un tanto agresivos, pues no entenderá de qué se trata el asunto.

Por último, y para que les sea provechoso este post, les dejo un video del maestro Victor Malvado (espero que no se enoje por el uso de su material; y también aprovecho la oportunidad para agradecérselo). En el verán de qué forma debe aplicarse un buen desarme. Imperdible.

Nada más por hoy.
Un saludo a todos.

21 comentarios:

Cruella De Vil dijo...

Acertado, una vez más.
Tenemos (o al menos, admito que tengo) cierta veta masoquista.
Por otra parte, un nega nos plantea un desafío mayor que un cordero.
Una conquista fácil, a la corta, nos aburre.
Saludos, mi estimado.

Sparrow dijo...

Cruella de vil: Muchas gracias.
Un beso.

Jorge - cinenovedades dijo...

Y si, totalmente cierto. Para conquistar a ese tipo de mujeres, demasiado idoltradas por todas partes, creo que la táctica que comentas es la más acertada. Si no, vas muerto de entrada, y te tienen como a un perrito faldero desquiciado y (como bien dices en el informe) baboso.

Otra vez mi gran amigo Sparrow dando un servicio único a la comunidad, el cual se agradece enormemente!

Un Abrazo!

P.D.: Que bueno está el video de nuestro maestro español, muy original!

Sparrow dijo...

Gracias Jorge. Así es, no existe nada menos seductor para una mujer que un varón que, voluntariamente, se subordina ante la mujer. Que se muestra como algo indigno de ella.

Un abrazo.

OliverX dijo...

Es así. Lo más tranquilizador es que sale naturalmente. Es, tal vez, esa bronca que le genera al hombre ver a esa mujer endiosada, con séquito servil y mirada altanera.
Hay que desarmarla!
Con sutileza y sin agresión, por supuesto.

Abrazo!

Bruno dijo...

Nutritivo. Esa es la palabra indicada. Nutritivo es este post.

Sparrow dijo...

Oliverx: Creeme que, con el paso del tiempo, he aprendido a no dejar que me moleste ese comportamiento. Hace unos años me molestaba mucho más. Entendí que la seducción es "un juego" (como en muchos aspectos la vida también lo es). Lo que sucede es que, los hombres, con frecuencia somos "demasiado serios"; y pensamos que ese comportamiento es inadecuado. La verdad, la cultura a los hombres, no nos prepara demasiado para ser "juguetones". ¿No sé si se entiende la idea? Perdemos la paciencia con facilidad. Y en la seducción el que se enoja pierde.

Un abrazo.


-----------------------------

Bruno: gracias Bruno.

Un abrazo.

Wonder woman dijo...

Sparrow. Está bueno el informe... Lo que sí, un par de cosas.
Si a mi un tipo me dice que estoy robusta o que la campera que lleva puesta les suele gustar a las mujeres, inmediatamente pienso:
1- Este es gay
2- Este es un gil
3- Este está re caliente conmigo

Las dos primeras opciones harán que inmediatamente lo tache de la lista. Con la tercera, tal vez le de una segunda oportunidad.
A vos te resultan estas tácticas? Igual, me pareció muy divertido el informe y el video.
Besitos Sparrow...

Sparrow dijo...

Wonder: No sabés lo efectivo que son los negas. Los posteados son sólo ejemplos que se me ocurrieron en el momento de escribir el post (lo importante es que, lo varones, tengan más o menos la idea para crear sus propios negas); yo suelo, por otro lado, utilzar negas o comentarios más rudos de los aquí mencionados, más cercanos, si querés, al "insulto" que al piropo (andan por el medio); pero vos ya deberías saberlo. Ninguna mujer atractiva, que lea ésto, podría dejar de reconocer su efectividad. Seguramente te habrás quedado pensando si alguien los habrá utilizado contigo en algún momento. Como bien expresó Cruella de Vil, los negas se convierten en un desafío... aumentan la curiosidad de una mujer que sólo está acostumbrada a recibir "excesivas atenciones".
De seguro son más efectivos que los "poemitas de amor". Ni lo dudes; pero es una táctica que no se puede aplicar a cualquier mujer. No sería adecuado hacerlo con una chica con baja autoestima, por ejemplo.

Un beso.

Wonder woman dijo...

Lo que pasa es que tu posteo no está dirigido a bichos como yo. Soy fea, gorda, con los dientes torcidos, tuerta e ignorante. Claro, es para chicas lindas e inteligentes.
Disculpe profesor. No volverá a pasar.
Igual, acepte un beso de este bagayo.

Gabriela dijo...

A mi me llegas a decir que te gustan mis manos porque son cuadradas y grandes como las de un deportista y automáticamente te imagino con tu hermosa campera de cuero abrazado a Mike Tyson y te puedo llegar a preguntar si vos te las pintas de rojo o te haces la manicura francesas.

Ojo con las comparaciones, no sòlo son odiosas sino que podes quedar muy mal parado.

beso!!

Sparrow dijo...

Gabriela: Con los años he aprendido algunas cosas. Por ejemplo:
1º) Entre lo que una mujer dice y hace hay una distancia enorme. Sólo hay que escuchar lo que muchas mujeres dicen sobre los "tipos románticos" y lo que efectivamente hacen con ellos; por dar tan sólo un ejemplo. Pero no es por culpa de ellas (aclaro nuevamente), sino de la propia cultura, que las "educa para apreciar" cosas que, en definitiva, detestan y viceversa: despreciar cosas que, en realidad, aman profundamente.
2º) No importa cuantas veces uno se explique ni de la forma en que lo haga: siempre será insuficiente.
3º) Tanto a los hombres como a las mujeres nos cuesta aceptar algunas verdades (no conocí aún a la primera mujer que acepte que pone a prueba a los hombres; tampoco he conocido hombres que reconozcan abiertamente que son egoístas, y muchas veces desconsiderados con sus novias/esposas/etc.); para mí las "razones" de muchas cosas tienen un trasfondo "no racional, no discursivo" (lo he dicho mil veces en el blog). La voluntad de poder, la energía y las emociones son los verdaderos motores de los seres humanos.

Un beso.

-----------------------------

He decidido suspender por un tiempo indeterminado este blog. Me cansé de que la gente quiera entender forzosamente lo que no digo, teniendo que hacer reiteradas aclaraciones; por otro lado, tengo muchas tareas y lecturas pendientes, entre las primeras está la finalización de mi tesis de licenciatura (tengo para casi un año de trabajo aún).
Espero volver a verlos pronto (con otro blog, quizás); y cualquier cosa que necesiten me chiflan.

Abrazos.

Jorge - cinenovedades dijo...

Uy, Sparrow una lástima lo que contás. La verdad que me encanta el blog, pero te comprendo completamente ya que ésto requiere muchísimo tiempo, a mi me pasa prácticamente lo mismo, es difícil sostenerlo. Espero que publiques pronto aquí o en otro blog. Por lo pronto te mando un abrazo!

Álvaro dijo...

que guapa es Scarlett Johansson,es ver una foto suya y ea ya me cambia el día jajaja

Jefe Dreyfus dijo...

lamentablemente estamos viviendo tiempos dificiles donde el arte de ligar en los bares está siendo sustituido por el ligoteo a través de la pantalla del ordenador..

no obstante el efecto sigue siendo el mismo, antes no sabias con quien ligabas por el alcohol y la poca luz y hoy por las fotos falsas..

creo que me estoy haciendo mayor.

Beth dijo...

La cosa esta ificil porque las lindas son histericas...como saben que pueden elegir, que tienen variedad se aprovechan y hacen sudar sangre a los candidatos jajajaj En cambio las feas agarran lo que sea porque no hay chance.
Muy bueno su blog sr Sparrow, soy nueva en esto..asique andare por aqui mas seguido ahora.

Azu dijo...

Hola Sparrow!
Pasé por acá y leí tu último post...y coincido con vos en muchas cosas. Pero es cierto tb que si un vago habla de como le queda la ropa, nosotras (las mujeres) generalmente pensamos que es gay, pero solo un poco (con esa palabra vienen muchas cosas más). Y bueno, reconozco que es muy interesante todo lo que escribís, y acertás bastante. Pero a mi (no soy una de esas mujeres) me gustan más los tipos que son simpáticos y amables (sobre todo sus miradas) y que demuestran cierto grado de inteligencia, la verdad detesto los tipos que se miran mucho el físico porque demuestran estar enamorados de ellos mismos...y bueno, etc. No voy a seguir describiendo todo lo que me gusta y no me gusta, si no, no terminaría más...jaja.
Un beso. Muy bueno tu blog!

Fran Urdinez / Santi Trogliero dijo...

Muy muy bueno el blog, te invito a pasar por ellibredebate.blogspot.com y ayudarnos a difundirnos entre los dos!!!

saludoooos!

Lo Malditos dijo...

Estoy de acuerdo con el tema de desarme utilizando el metodo nega pero a mi me ha dado mas resultado el hacer que me pregunten el que pienso de ellas a travez de lo que yo llamo quiebre sorpresa, que es basica mente una seguidilla de alagos a ella y una humillante comparacion con una amiga, al contrario del ejemplo tuyo de alagar a una amiga y luego compararla con el objetivo-caperucita....
quisiera que te des una vuelta por mi blog a realizar un meme. al entrar a este link te vas a enterar a que me refiero

espero sea de tu agrado...

http://eldoguitienedroga.wordpress.com/2008/09/24/un-memeun-meme

OliverX dijo...

Querido Gorrión:
Aprovecho para saludarte por este medio a pocos días del fin de este año.
Un placer haberte conocido y espero que el año próximo podamos seguir cultivando la amistad que comenzamos.
Abrazo grande.

El vecino de City Bell dijo...

Estoy saliendo con una mina que está mas que buena, buenísima y al principio se la pasaba hablando de tal o cual "amigo" que le decía "que linda era", etc.
debo confesar que me fastidiaba bastante, ante lo cual (sin inmutarme en lo mas mínimo) comencé a mostrarle los SMS que me dejaban otras "amigas" y mayor fue mi sorpresa al ver que se "sacaba". Ante mi requisitoria del porque de su fastidio, me dijo que si estaba con ella era con ella y punto. Que no le gustaba para nada que otras minas me mandaran SMS preguntándome cuando las invitaba a cenar o alguna otra cosa.
Bueno, lo que vino despues fue algo así como "uno cosecha lo que siembra". No sos la única que tenés pinta, estás al lado de un tipo muy pintón y que esperas? que nadie diga nada? o cambias, o te la bancás o te jodes o no me ves mas.
Mascullo, mordió el freno y cambió.