miércoles, 23 de abril de 2008

Artillería pesada para francotiradores: Primera entrega


Hola a todos, soy Sparrow nuevamente. Hoy voy a hacer un post más bien dedicado a los hombres (pero las chicas pueden espiar… que acá no vamos a censurarlas. Ok).
Desde tiempos remotos, los guerreros, se han servido de armas para adentrarse en batallas. Sin armas, sería poco recomendable (excepto que se tratase de Jean- Claude Van Dame o Chuck Norris) entrar en combate. Si fuésemos el entrenador de un equipo de jugadores profesionales de fútbol, y enfrentáramos al Ajax de Holanda, lo recomendable en este caso, sería que adoptásemos ciertas estrategias y tácticas para ganar un partido. No conviene en este último caso, poner once buenos elementos en la cancha y decirle a los muchachos: “A ganar mis leones”. No, no, y no. Tenemos que tener un plan, ya que el rival también juega, y además sabe defenderse.
En la seducción, salvando las distancias, ocurre algo parecido a los ejemplos anteriormente señalados, pues debemos contar con: armas, estrategias y tácticas para ganar. A veces puede suceder que una táctica directa funcione; otras, puede suceder lo contrario, que esa táctica directa nos lleve a un desastre total. En ocasiones conviene aplicar una táctica indirecta (casi en la mayoría de los casos, les diría). Ejemplos:




Situación número (1º): Hay una mina que está muy, muy, muy buena ( los seductores profesionales hablan de objetivo, para estos casos) en un grupo (también denominado set) de cuatro mujeres paradas en la esquina, riéndose a carcajadas. Tenemos que ir, hay que abordar el grupo ¿Qué hacer? ¿Cómo demonios entrar? ¿Cómo hacer para que no nos despachen, o huyan de nuestras garras lobunas ¿Utilizarían un estilo directo tomado, por ejemplo de la famosa canción de The Doors: “Hello, I Love you”. Desde luego que no… lo correcto en este caso sería ocultar los colmillos de lobo, e ir disfrazado como un manso corderito; pero…. ¡¡¡Ojo!!! Esto no quiere decir que vayan con una energía baja como un ciego en búsqueda de su lazarillo; por el contrario, deben ir con mucha seguridad y con una alta energía, pero no deben mostrar rápidamente la hilacha ¿Soy claro?

Les regalo un abridor situacional:

Ejemplo: “Hola chicas (como si las conocieran de toda la vida… nada de andar usando estúpidas envolturas formales anacrónicas tales como: “Disculpen señoritas…”) veo que se están divirtiendo (y se dirigen a todo el grupo, nada de mirar babosamente a la caperucita-objetivo, olvídense un momento de ella). Quiero hacerles una pregunta (acá deben elaborar ustedes, pero procuren ser entretenidos, y hacer una historia previa que las enganche).
Hay que estar atento a la forma en que los miran a ustedes, ¿sí? Los van a mirar de arriba a abajo, y si empiezan a hacerles preguntas a ustedes habrán sumado varios puntos. Pero Ustedes tienen que estar “tranquilos (“Easy”, como diría Faith No More) como en una mañana de domingo” (nada de ponerse a sudar como testigo falso). Hay que intentar buscar rápidamente una cómplice en el set (El maestro Naxos, la llama cruelmente: obstáculo) de nuestras preguntas, para que no nos despachen, ¿Sí? Hay que ganarse la complicidad de alguien.
Si ustedes la tratan como si fueran doncellas inalcanzables, ellas les tendrán lástima y pensarán:
“Uy, qué tipo más idiota, de dónde salió este aparato. Y créanme que si las minas los perciben como idiotas, más estando en un grupo, serán inclusive crueles y directas con ustedes. Y se animarán a decirles cosas como: “che, ¿vos andás perdido o venís a levantarte una mina?” (¡uy, qué feo, los desenmascararon!)
Háganles preguntas, oblíguenlas a pensar y a responder inteligentemente. Las preguntas tienen que interesarles a ellas, no a ustedes. Las preguntas son, desde luego, una excusa. No pregunten cosas aburridas, que lleven a respuestas aburridas, como: “Qué opinan del concepto de la náusea en la novela homónima de Jean- Paul Sastre”; o estupideces del estilo “tenés hora”; o “a qué hora arranca este próximo tren que va a temperley”.





Regla para recordar: A pregunta neutra, amorfa y directa respuesta neutra, amorfa y directa. Ejemplos contrastantes:

Lobito inexperto: ¿Dónde para el 150 que va a Mataderos?
Caperucita: Allá, en la otra esquina.
Lobito inexperto: Gracias (y se va con el rabo entre las piernas)

Lobo Feroz: Hola, vos tenés cara de persona inteligente… (y acá la pregunta inteligente)
Caperucita: Bla, bla, bla… ¿Por qué me dijiste que tengo cara de persona inteligente?
Lobo Francotirador en llamas: Bueno, vi la forma en qué movías las manos, y la cabeza, y me acordé de una amiga que estudiaba derecho en la UBA (Bla, bla, bla…)
¿Ven? Están generando curiosidad…
Sigamos.


Situación Nº (2): Hay una mina sola, sentada en un asiento del 132 que va a retiro, y ustedes suben a la altura de Caballito. Tienen como media hora para sacarle el número de teléfono. Manos a la obra. ¿Utilizarían aquí un estilo directo? Bueno, acá todo depende de si hubo contacto visual previo, o algún indicador de interés por parte de ella.
Lo importante es que, si no lo hubo, apliquen lo que dijimos antes para el caso de un estilo indirecto; pero si lo hubo… entonces, pónganse el babero, afilen los dientes, y que nada los detenga. Ejemplifiquemos un poco:
Piensen que hubo nomás, un contacto visual previo de al menos tres segundos, ¿me siguen? Bien. Lo que van hacer aquí, será decir lo siguiente (vayan con mucha confianza, y acomoden el cuerpo como si fueran Elvis Presley):
Les regalo otro abridor situacional:

Lobo: Hola, qué espectacular/hermoso/genial que está ese (celular, campera, zapatos, cuaderno, mochila, pircing, etc., me hace acordar a … La idea es que la mina escuche términos alegres, o positivos, o excitantes de sus bocas, y que los asocie inconscientemente con ella ¿sí?. Recuerden que no se lo están diciendo a ella, pero ella lo internalizará como que si se lo dijeran a ella. Cuiden en este punto, mucho el tono de la voz (que parezca relajado, profundo y sensual a la vez, no hablen con voz de púber con acné.

Posibles respuestas:

1º) Caperucita: Ah, gracias ( y si les da vuelta la cara, están sonados, hicieron algo mal de entrada; pero pueden intentar una segunda jugada, con algo que previamente hayan pensado);
2º) Caperucita: Ah gracias, si los compré en (…) y me gustó el diseño.
Muy bien...(Agarró viaje…)

Sigan, no se corten por nada del mundo. Repregunten de acuerdo a lo que ella les diga.
En un punto de la charla deben apuntar y tirar algo de dinamita, pueden dejar caer una bomba, si la situación lo requiere, pero deben ser muy agresivos. Algo así estaría bien:
"Con esa pollera deberías tener cuidado, podrías excitar a alguno" (y sonríen con cara de nene bueno y católico que va a misa todos los domingos; pero le clavan los ojos. ¿Se entendió?

Bueno, por hoy los dejo.
Un saludo a todos.

12 comentarios:

Jorge - cinenovedades dijo...

Excelente este informe, como siempre, Sparrow.

Metiéndome en el tema en cuestión, nunca me ha ido demasiado bien con el "Estilo Directo", evidentemente no es lo mío.

En lo que denominas "Estilo Indirecto" he tenido grandes victorias y penosas derrotas también.

Recuerdo una victoria en una Delegación de la Afip, en una cola largísima para hacer un trámite con una chica. Y también hubo una derrota que es el día de hoy que la recuerdo y fue tremenda. Situación: similar a la anterior, cola del banco, larguísima. Linda chica delante mío parecía que iba todo bien como en la anterior anécdota pero de pronto me cortó el rostro de una. Conclusión: desastre total esa vez.

Muy buen informe. Saludos, Jorge.

Stella dijo...

Buenas, acá mujer espiando...
Ahhh, muy interesante!!!
Lo de no hablar con voz de puber con acné, es muy buen consejo...ajajajaaaaaa
Pero si viene uno y me dice que tengo cara de persona inteligente, lo mando al oculista de una! ajajaja

Está bueno el post, todo un servicio a la comunidad!!
Besitoo

Gabriela dijo...

Sparrow, lo felicito, su informe ayudarà a que tanto lobo-ludo deje de existir a la hora de generar un buen primer diálogo.

Besos!

Sparrow dijo...

Sr. Lobo Jorge: A todos nos ha pasado, miles de veces, hay que aprender a perdonarse. Está llena la calle de mujeres sólas. Ya voy a contar, en algún momento, algunas experiencias como la tuya, para que se diviertan.

Un abrazo.

-----------------------------

Stella: ¿Cómo lo vas a mandar al oculista? ¿'tas loca? Tenete más confianza, nena.
Si sentís que te hace falta algo, podés mejorarlo; pero desde ya que no te falta inteligencia.

Un beso.
------------------------------

Gaby: Muchas gracias. Con respecto al lobo-ludo: es una lucha constante, siempre tenemos cosas que mejorar. ¿Cuántas oportunidades hemos dejado escaparm más de uno, por ser tiernos lobitos? No me hagas acordarme, nena.

Un beso.

Bruno dijo...

De haber contado con este manual cuando era adolescente, de seguro me hubiera ido mejor.

Sparrow dijo...

Bruno: Vos sos muy chiquito todavía. Mirá la carita de nene bueno que tenés, si parecés un bebé. Cuando seas grande, te aseguro que vas a ser un Lobo Feroz, si comenzás a practicar desde ahora.

No, en serio. La verdad, querido Bruno, es que todos nosotros nos hubiéramos ahorrado muchas malas noches, y muchos dolores de cabeza, si hubiésemos contado con estas cosas que recién ahora se están descubriendo.
Existen, por otro lado, los naturales, o sea los tipos que crecieron sin tantos "problemas en sus cabezas", y que de manera natural se hicieron hábiles con las mujeres. Esos tipos que en un boliche arrasan con cuanta mina se le cruza en el camino; pero a no desesperarse, todo llega.
Yo cambié también mucho en los últimos años. Lleva, por otro lado, mucho tiempo desarrollar esas habilidades e internalizarlas correctamente, hay que practicar mucho para lograr una adecuada calibración.
Aprender a soltarse es todo un desafío, para los que en algún momento de nuestras vidas hemos sido demasiado estructurados.

Un abrazo.

Stella dijo...

Gorrion, no me creas todo lo que digo, es solo parte de mi humor!!

Y con respecto a lo que le decís a Bruno, si puedo seguir espiando, recuerdo que tenia un amigo muy feucho, pero muy piola y simpático. El siempre iba a los boliches con un amigo que era muy boludón, pero estaba reeeeeefuerte!!! Entre los dos, hacian negocio! El segundo atraía a las minas, y el primero las retenía con su charla y su poder de seducción!!

Besitoo

OliverX dijo...

Gorrión:
Pensá seriamente en escribir un libro. Sería dinamita celulósica.
Ojo, hay que entender el mundo de hoy, los blogs van teniendo cada vez más importancia.
No descarto que posiciones tu blog como uno de cabecera. Por lo pronto, ha pasado a ser mío de cabecera en este rubro tan preciado como el arte de la seducción.

PD: En mi vida he preferido seleccionar muy bien mi objetivo fémino. Eso ha descartado de plano la búsqueda callejera o por casualidad. Aunque te confieso que mi mujer ha sido una presa de verano con seis meses de conquista.

verdadera perversion dijo...

Me gusta tu perspectiva ,es refrescante ,enhorabuena por tu trabajo.

Sparrow dijo...

Stella: Suele suceder. Los lindos tipos suelen ser unos boludones.

Beso


---------------------------

Oliverx: Muchas gracias. Yo creo que, en muchos blogs de hoy en día, se brinda información nueva, fresca, interesante, y que no ha sido "procesada" por las editoriales, que suelen ser muy conservadoras para animarse a publicar determinadas cosas. A nivel periodístico ocurre otro tanto, por eso, un blog como el de "Todos Gronchos" es muy importante para comprender las dimensiones de la política actual, con un enfoque más informal, y no menos serio. Los blogs permiten otro tipo de acercamiento a la realidad.
Por el momento, no me interesa demasiado hacerle ganar dinero a una editorial. Yo me negaría a escribir algo parecido a Harry Potter, por ejemplo.

Un abrazo.


----------------------

Verdadera Perversión: Muchas gracias, ya le haré cuando tenga tiempo una visita a su blog.

capitanfla dijo...

Sparrow Presidente!!!

Sparrow dijo...

Saludos, Capitán.